Aspectos Generales

Geología

El Cantón de Montes de Oro está constituido geológicamente por materiales de los períodos Terciario y Cuaternario; siendo las rocas volcánicas del Terciario las que predominan en la región.

Del Período Terciario se encuentran rocas de origen volcánico e intrusivo. Las volcánicas de la Época del Mioceno corresponden al Grupo Aguacate y a la Formación Monteverde; el Grupo Aguacate está compuesto principalmente por coladas de andesita y basalto, aglomerados, brechas y tobas, se ubica al norte y sur del Cerro Pan de Azúcar, lo mismo entre el sector aledaño al Poblado San Miguelito y el área al este de La Laguna y de éste último hasta el Poblado Ciruelas; la Formación Monteverde está constituida por lavas y tobas andesíticas, tobas riodacíticas, cubierta por suelos lateríticos que se localiza en Cerro Zapotal. Las rocas intrusivas de la Época del Plioceno Pleistoceno pertenecen a los intrusivos adamellíticos de Guacimal, ubicados al norte del
cantón, aledaño a los poblados de San Buenaventura y Ventana.

Entre los materiales del Período Cuaternario se hallan rocas de origen sedimentario de la Época del Holoceno, las cuales corresponden a depósitos fluviales y coluviales, localizados en las márgenes del Río Seco, en el sector aledaño a la carretera regional No 144, que va desde Ciudad de Miramar hasta el sector norte del Poblado de Laguna.

Geomorfología

El Cantón de Montes de Oro presenta dos unidades geomórficas, denominadas forma de origen volcánico y de sedimentación aluvial.

La unidad de origen volcánico está representada por lomeríos de fuerte pendiente en Sierra Minera de Tilarán, la cual se ubica al norte del cantón, a partir del sector entre el Cerro Pan de Azúcar y Lomas Castro, así como entre los poblados de Río Seco y Cuatro Cruces, lo mismo que desde el sitio Ojochal hasta el Poblado de San Miguelito, la cual se caracteriza por presentar un relieve fuerte en toda su extensión; lomas con laderas de pendiente cercana a los 30° son frecuentes en toda la subunidad, los fondos de los valles por lo general son angostos, apenas unos pocos metros más anchos que el cauce, las cimas de las lomas y cerros también suelen ser angostos pero redondeadas, las zonas más elevadas presentan el mismo tipo de relieve, pero sus formas están más redondeadas por la presencia de un mayor espesor de cenizas, que se evidencia en el Poblado Jabonal, esta subunidad está constituida por rocas como lavas basálticas y andesíticas, aglomerados, tobas e ignimbritas en una desordenada alternancia; una cubierta de ceniza de espesor variable se extiende en la mayor parte de ella, sobre todo en las tierras altas, la mayoría de las rocas pertenecen al Grupo Aguacate, pero las más
redondeadas probablemente pertenezcan a la formación Monteverde, su origen se debe a la actividad volcánica, con alguna pequeña influencia de la actividad intrusiva de Guacimal, como pequeños diques y es muy probable que el inicio de la actividad haya sido fisural y ésta se fue tapando por los propios materiales expelidos, lo que ocasionó la formación de aberturas aisladas, dando origen a cráteres centrales.

La unidad de sedimentación aluvial se divide en dos subunidades, llamadas restos de superficies planas originados por corrientes de lodo y llanura aluvial de Pitahaya Chomes. La subunidad restos de superficies planas originadas por corrientes de lodo, se encuentra entre Ciudad de Miramar y el Poblado de Santa Rosa, así como en las proximidades del poblado de Zagala Vieja y el sector sureste del mismo, la cual ocupa la parte alta de terrenos que en superficie son planos, con un suave declive de menos de 1° hacia el suroeste, su altura promedio es de 200 metros, toda la subunidad pudo estar unida en un tiempo, por lo menos las áreas hoy atravesadas por la Carretera Interamericana y posteriormente separada por la erosión del Río Seco, los ríos que la cortan originan laderas suavemente convexas que se convierten en verticales al encontrar materiales más resistente, esta subunidad se compone de corrientes de lodo, los fragmentos originados de los Montes del Aguacate, tienen gran abundancia de cuarzo y basalto, en las otras áreas dominan los fragmentos de andesitas, basalto, todo dentro de una matriz arcillosa y arenosa, su origen está en el aporte, que en un pasado efectuaron los ríos y quebradas del área, la gran meteorización de la sierra minera de Tilarán originó grandes corrientes de lodo provocando la formación de grandes abanicos aluviales, que posteriormente y en correspondencia con el ascenso del área, fueron cortados por los mismos ríos. La subunidad llanura aluvial de Pitahaya Chomes se localiza al suroeste del sector, entre el área al oeste del Poblado Ciruela y finca Naranjo, próxima al límite cantonal, donde su pendiente en dirección al Golfo de Nicoya, es menor de 1°, los ríos que la cortan, se encuentran a unos tres metros abajo de la superficie, esta subunidad se compone de fracciones igualmente volcánicas pero finas, del tipo de limos, arcilla y arena; su origen se debe al aporte efectuado por los ríos Seco y Ciruelas, al principio, el relleno se inició dentro del Golfo de Nicoya a manera de pequeños deltas que poco a poco fueron emergiendo y uniéndose unos a otros, hasta que todos los materiales traídos eran depositados estrictamente en un ambiente continental.

Altitudes

Las elevaciones, en metros sobre el nivel medio del mar, de los centros urbano de los distritos del cantón son las siguientes:
Miramar 340 m.s.n.m., Unión 620 m.s.n.m. y San Isidro 150 m.s.n.m.

Hidrografía

El sistema fluvial del Cantón de Montes de Oro, corresponde a la Vertiente del Pacífico, el cual pertenece a las cuencas de los ríos Abangares y Barranca. La primera es drenada por los ríos Aranjuez, Seco, Ciruelas y Naranjo; este último con sus afluentes: los ríos Tiocinto, Naranjito y San Miguel, los cuales nacen en el cantón, en las laderas de la Sierra Minera de Tilarán, cuyas aguas van de noreste a suroeste. Los ríos Aranjuez, San Miguel y Tiocinto son límites cantonales; los dos primeros con Puntarenas y el último con Esparza. La Cuenca del Río Barranca es irrigada por los ríos Guatuso y Jabonal, el primero con sus afluentes: las quebradas Honda y Arrieta y el segundo con la Quebrada Mela. Los citados cursos de agua, excepto Guatuso, nacen en Montes de Oro cuyas aguas van de noroeste a sureste y de norte a sur. Los ríos Jabonal, Guatuso y la Quebrada Honda, son límites cantonales; el primero con San Ramón de la Provincia de Alajuela y los otros con Esparza.